¿En qué te podemos ayudar?
Tips de Carnes Ñuble Cinco consejos para consumir carnes rojas de manera saludable

La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó el último 26 de octubre que el consumo excesivo de embutidos, como hot dog, tocino, jamón, carne roja y chorizo podría tener consecuencias muy peligrosas para nuestra salud y provocaría cáncer colorrectal.

Ante esta noticia, la nutricionista Marilyn Fitts, de la Liga contra del Cáncer, brindó consejos esenciales para poder consumir carnes rojas de manera saludable para así disminuir el riesgo de futuras enfermedades.

Sigue las siguientes recomendaciones:

  1. NO COMER CARNE TODOS LOS DIAS. Una dieta saludable no debería exceder los 210 gramos semanales de carne roja, es decir: comerla solo una o dos veces por semana. Algunos nutricionistas son un poco más permisivos, pero todos coinciden en que el consumo diario acarrea consecuencias negativas.
  2. COCINAR EN PAPILLOTE. Una opción para no agregar aceite a la cocción es preparar la carne al horno en papillote, es decir: envuelta en papel de aluminio. De esta forma, la carne se cocinará al vapor. Ideal condimentar con vegetales, hierbas y especias. Antes del final, conviene destaparla unos minutos para que se dore.
  3. USAR ACEITE DE CANOLA U OLIVA. Si vas a hacer un bife a la plancha o si tieness que sellar un cuadril antes de meterlo en el horno, lo aconsejable es que lo hagas con poco aceite y que, idealmente, sea de canola u oliva. Nunca manteca.
  4. ELEGIR CORTES MAGROS. Para no sumar grasas innecesarias, siempre es preferible elegir cortes magros. Entre los vacunos, nalga, lomo, peceto y cuadril son algunos de los más populares. La carne de cerdo también es una opción saludable, aunque no todos sus cortes. La bondiola, por ejemplo, es  mucho más grasa que el solomillo (que según un estudio del Institute of Food Technologists es tan magro como una pechuga de pollo sin piel). Un dato: en el cerdo, el 70% de la grasa se localiza debajo de su piel. ¡Mejor obviar la panceta!
  5. QUITARLE LA GRASA. Al momento de cocinar, debes retirar la grasa de la carne, especialmente las partes que se tornaron amarillentas. Si bien algunos elijen dejar una pequeña cantidad para lograr bifes más sabrosos, lo saludable es retirarla toda.

Fuente: Agencia Andina

No te pierdas nuestras novedades

Ingresa tus datos y suscríbete